Salud para los huesos de por vida

Salud para los huesos de por vida
Bone Health for Life

Septiembre de 2011

¿Por qué es importante la salud de los huesos?

Ilustración de madre e hija compartiendo un helado.

Los huesos nos dan soporte y nos permiten movernos. Protegen de lesiones al cerebro, al corazón y a otros órganos. Además, los huesos almacenan minerales tales como el calcio y el fósforo, los cuales nos ayudan a mantener los huesos fuertes, y los liberan a otros órganos cuando estos los necesitan para otros usos.

Existen muchas cosas que podemos hacer para mantener los huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.

Si no comemos bien y no hacemos suficiente ejercicio del tipo adecuado, los huesos pueden debilitarse e incluso romperse. Cuando los huesos se rompen (lo que se conoce como fractura) pueden causar mucho dolor y ocasionalmente se requiere cirugía para repararlos. También pueden causar otros problemas de salud por largo tiempo.

Sin embargo, la buena noticia es que nunca es demasiado tarde para cuidar nuestros huesos.

Cajas de información

¿Qué es la osteoporosis?

Existen muchos tipos de enfermedades óseas. La más común es la osteoporosis. Con la osteoporosis los huesos se debilitan y tienen más probabilidad de fracturarse. Las personas con osteoporosis frecuentemente sufren fracturas de los huesos de las muñecas, la columna y la cadera.

Nuestros huesos están vivos. Todos los días, nuestro cuerpo reemplaza las células viejas en el hueso y fabrica hueso nuevo en su lugar. A medida que envejecemos, los huesos se degradan más rápido de lo que los reponemos. Es normal que perdamos algo de hueso en la vejez. Pero, si no tomamos medidas para mantener los huesos sanos, podemos perder demasiado hueso y sufrir de osteoporosis.

Muchas personas tienen huesos débiles y no lo saben. Eso se debe a que por lo general la pérdida de hueso ocurre a largo plazo y no duele. Para muchas personas, un hueso roto es el primer signo de que tienen osteoporosis.

Las personas con osteoporosis frecuentemente sufren fracturas de los huesos de las muñecas, la columna y la cadera.

Ilustración de un cuerpo entero con tres imágenes detalladas de los huesos de la columna, las muñecas y la cadera.

¿Quién padece de osteoporosis?

Hay muchas cosas que pueden aumentar la probabilidad de tener osteoporosis. Estas cosas se conocen como "factores de riesgo". Algunos factores de riesgo se pueden controlar y otros están fuera de nuestro control.

Factores de riesgo que se pueden controlar

Ilustración de una mujer haciendo compras en el mercado
  • Dieta. Cuando se ingiere muy poco calcio se puede aumentar la probabilidad de padecer de osteoporosis. Si no se obtiene suficiente vitamina D se puede aumentar también el riesgo de padecer la enfermedad. La vitamina D es importante porque le ayuda al cuerpo a usar el calcio de la dieta.
  • Actividad física. No hacer ejercicio y mantenerse inactivo por largos periodos de tiempo puede aumentar la probabilidad de padecer de osteoporosis. Al igual que los músculos, los huesos se vuelven más fuertes (y se mantienen más fuertes) con el ejercicio habitual.
  • Peso corporal. Mantenerse demasiado bajo peso aumenta la probabilidad de tener osteoporosis.
  • El hábito de fumar. El cigarrillo puede evitar que el cuerpo use el calcio de la dieta. Además, las mujeres que fuman llegan a la menopausia más pronto que las que no fuman. Esto puede aumentar el riesgo de osteoporosis.
  • Alcohol. Las personas que beben mucho tienen más probabilidad de padecer de osteoporosis.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden causar pérdida ósea. Entre estos están los glucocorticoides, que son medicamentos que se les recetan a las personas que tienen artritis, asma y muchas otras enfermedades. Otros medicamentos para prevenir las convulsiones, para tratar la endometriosis (una enfermedad del útero) y el cáncer, también pueden causar pérdida de los huesos.
Ilustración de una maestra dándole consejos de temas de salud a un niño

Factores de riesgo que no se pueden controlar

  • Edad. La probabilidad de padecer de osteoporosis aumenta a medida que envejecemos.
  • Sexo. Si usted es mujer, tiene mayor probabilidad de padecer de osteoporosis. Las mujeres tienen huesos más pequeños que los hombres y pierden hueso más rápido que ellos, debido a los cambios hormonales que ocurren después de la menopausia.
  • Raza. Las mujeres de raza blanca y las asiáticas tienen mayor probabilidad de padecer de osteoporosis. Las mujeres hispanas y las afroamericanas también corren riesgo, pero es menor.
  • Antecedentes familiares. Tener un miembro de la familia cercana con osteoporosis o que se haya fracturado un hueso, podría también aumentar el riesgo.

¿Corro realmente riesgo?

Debido que hay más mujeres que hombres que tienen osteoporosis, muchos hombres piensan que no corren riesgo de padecer la enfermedad. Muchas mujeres hispanas y afroamericanas tampoco se preocupan de sus huesos. Creen que la osteoporosis es solo un problema de las mujeres blancas. Sin embargo, es un riesgo real para las mujeres y los hombres mayores de cualquier origen.

Además, las personas con ciertos antecedentes raciales pueden tener más probabilidad de sufrir otros problemas de salud que aumentan el riesgo de perder hueso. Si usted tiene alguno de estos problemas de salud, hable con su médico sobre la salud de sus huesos:

  • Alcoholismo
  • Anorexia nerviosa
  • Asma o alergias
  • Cáncer
  • Enfermedad de Cushing
  • Diabetes
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Enfermedad intestinal inflamatoria
  • Intolerancia a la lactosa
  • Lupus
  • Enfermedad hepática o renal
  • Enfermedad pulmonar
  • Esclerosis múltiple
  • Artritis reumatoide.

¿Cómo puedo saber si tengo osteoporosis?

Ilustración de un paciente que recibe una prueba de densidad ósea

Dado que la osteoporosis no ocasiona ningún síntoma hasta que se fractura un hueso, es importante que hable con su médico sobre la salud de sus huesos. Si el médico considera que usted tiene riesgo de osteoporosis, le puede ordenar una prueba de densidad ósea. La prueba de densidad ósea mide qué tan fuertes o densos son sus huesos y si usted tiene osteoporosis. También puede indicar qué probabilidad tiene de fracturarse un hueso. La prueba de densidad ósea es rápida, segura e indolora.

¿Qué puedo hacer para tener huesos más sanos?

Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para cuidar sus huesos. Los siguientes pasos le pueden ayudar a mejorar su salud ósea:

  • Consuma una dieta bien balanceada y rica en calcio y vitamina D. Las buenas fuentes de calcio incluyen productos lácteos bajos en grasa y alimentos y bebidas con calcio agregado. Buenas fuentes de vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de mar, hígado y leche con vitamina D agregada. Algunas personas pueden necesitar suplementos nutricionales para obtener suficiente calcio y vitamina D. El segundo cuadro muestra qué tanto calcio y vitamina D necesita cada día. Las frutas y verduras también contribuyen con otros nutrientes que son importantes para la salud ósea.

Fuentes de calcio:

  • Tofu (fortificado con calcio)
  • Leche de soya (fortificada con calcio)
  • Verduras de hojas verdes (por ejemplo, brócoli, coles de Bruselas, hojas de mostaza, col rizada)
  • Col o repollo chino
  • Fríjoles o legumbres
  • Tortillas
  • Sardinas o salmón con huesos comestibles
  • Camarones o langostinos
  • Jugo de naranja (fortificado con calcio)
  • Pizza
  • Pan
  • Nueces o almendras
  • Productos de leche (leche, queso, yogur)

Cantidades recomendadas de calcio y vitamina D

Grupo de edad o etapa de la vida Calcio (mg por día) Vitamina D (UI por día)
Bebés de 0 a 6 meses 200 400
Bebés de 6 a 12 meses 260 400
1 a 3 años 700 600
4 a 8 años 1,000 600
9 a 13 años 1,300 600
14 a 18 años 1,300 600
19 a 30 años 1,000 600
31 a 50 años 1,000 600
51 a 70 años, hombres 1,000 600
51 a 70 años, mujeres 1,200 600
Más de 70 años 1,200 800
14 a 18 años, embarazadas/amamantando 1,300 600
19 a 50 años, embarazadas/amamantando 1,000 600

Definiciones: mg = miligramos; UI = Unidades Internacionales

Fuente: El Comité de Nutrición y Alimentos, Instituto de Medicina, Academia Nacional de las Ciencias, 2010.


Ilustración de gente haciendo ejercicio
  • Haga mucha actividad física. Al igual que los músculos, los huesos se ponen más fuertes con el ejercicio. Los mejores ejercicios para los huesos sanos son los ejercicios de resistencia y carga, como caminar, subir escaleras, levantar pesas y bailar. Trate de hacer 30 minutos de ejercicio al día.
  • Lleve un estilo de vida saludable. No fume, y si decide tomar alcohol, no lo haga en exceso.
  • Hable con el médico sobre su salud ósea. Repase sus factores de riesgo con el médico y pregúntele si debe hacerse una prueba de densidad ósea. Si es necesario, el médico puede ordenarle medicamentos para ayudar a prevenir la pérdida de los huesos y reducir su probabilidad de fracturas.
  • Evite las caídas. Las caídas pueden causar la fractura de un hueso, especialmente si se tiene osteoporosis. Sin embargo, la mayoría de las caídas se pueden prevenir. Revise su hogar en busca de peligros como alfombras arrugadas o sueltas y mala iluminación. Hágase un examen de la vista. Mejore su equilibrio y fuerza caminando todos los días y tomando clases de Tai Chi, yoga o baile.

¿Necesito tomar medicamentos para mis huesos?

Existen medicamentos que ayudan a prevenir y tratar la osteoporosis. Su médico puede indicarle que tome medicamentos si la prueba de densidad ósea muestra que sus huesos están débiles y usted tiene una buena probabilidad de fracturarse un hueso en el futuro. Es muy probable que le prescriba medicamentos si usted tiene otros problemas de salud que aumenten su riesgo de una fractura, como por ejemplo, tendencia a las caídas o bajo peso corporal.

¿Cómo puedo ingresar a un estudio de investigación?

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) conducen estudios de investigación en todo el país, en los cuales los pacientes participan como voluntarios. Estos estudios ayudan a descubrir nuevos factores de riesgo y tratamientos para la osteoporosis y otras enfermedades.

Ilustración de un hombre y una mujer haciendo investigación en la computadora

La participación en un estudio de investigación trae muchos beneficios, como por ejemplo, obtener atención médica adecuada sin ningún costo y, en algunos casos, ayuda con gastos de transporte y otros. Además, un equipo de expertos atiende a los voluntarios del estudio, que a menudo están entre los primeros en recibir nuevos tratamientos, antes que el público en general. Muchos voluntarios toman parte en la investigación simplemente porque quieren ayudar a otros con la misma enfermedad, tanto hoy como en el futuro.

Puede aprender más sobre la forma de participar en un estudio de investigación sobre la osteoporosis en el sitio Web: www.ClinicalTrials.gov.

¿Dónde más puedo buscar ayuda?

Para más información acerca de la osteoporosis y la salud de los huesos, comuníquese con cualquiera de las siguientes organizaciones:

  • Institutos Nacionales de la Salud, Centro Nacional de Información sobre la Osteoporosis y las Enfermedades Óseas

    2 AMS Circle
    Bethesda,  MD 20892-3676
    Teléfono: 202-223-0344
    Llame gratis: 800-624-BONE (2663)
    TTY: 202-466-4315
    Fax: 202-293-2356
    Correo electrónico: NIHBoneInfo@mail.nih.gov
    Sitio Web: http://www.bones.nih.gov

  • Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
    y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
    Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

    1 AMS Circle
    Bethesda,  MD 20892-3675
    Teléfono: 301-495-4484
    Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
    TTY: 301-565-2966
    Fax: 301-718-6366
    Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
    Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

  • Fundación Nacional de la Osteoporosis

    1150 17th Street NW
    Washington,  DC 20036
    Website: http://www.nof.org

Para su información

En esta publicación puede encontrar información sobre medicamentos que se usan para tratar la enfermedad aquí mencionada. Hemos brindado la información más actualizada disponible al momento de la impresión. Es posible que desde entonces haya surgido más información sobre estos medicamentos.

Si quiere saber más sobre las estadísticas o recibir la información más actualizada sobre este tema, llame gratis al

  • Centers for Disease Control and Prevention’s National Center for Health Statistics

    Website: http://www.cdc.gov/nchs
    Toll free: 800–232–4636

La misión del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés), uno de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos, es apoyar la investigación acerca de las causas, el tratamiento y la prevención de las enfermedades de los huesos, las articulaciones, los músculos y la piel, el adiestramiento de científicos y personal clínico para que lleven a cabo estas investigaciones, y la difusión de los avances logrados. El Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de la Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel es un servicio público patrocinado por el NIAMS, que proporciona información y fuentes de información en salud. Se puede encontrar información adicional en el sitio Web del NIAMS en www.niams.nih.gov.

Este folleto no está protegido por derechos de autor. Puede hacer y repartir cuantas copias desee.

Para obtener más copias, comuníquese con el:

  • Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
    y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
    Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

    1 AMS Circle
    Bethesda,  MD 20892-3675
    Teléfono: 301-495-4484
    Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
    TTY: 301-565-2966
    Fax: 301-718-6366
    Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
    Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

Puede encontrar este folleto en el sitio Web del NIAMS en www.niams.nih.gov.

Publicaciones del NIH: No. 11–7668

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.