Polimialgia reumática y la arteritis de células gigantes

¿Qué son la polimialgia reumática y la arteritis de células gigantes?

¿Qué es la polimialgia reumática?

La polimialgia reumática causa dolor muscular y rigidez en el cuello, el hombro y la cadera. El dolor y la rigidez suelen presentarse por la mañana o cuando la persona ha permanecido en la misma posición durante un tiempo. Suele durar más de 30 minutos. En la mayoría de las personas el problema se desarrolla gradualmente, pero para otras personas puede aparecer rápidamente, incluso de un día para otro. Además de la rigidez, es posible que se presente fiebre, debilidad y pérdida de peso.

La causa de la polimialgia reumática es desconocida. Está vinculada a problemas del sistema inmunitario, los genes y ocasionalmente a un acontecimiento, como una infección, puede desencadenar los síntomas. Es infrecuente en personas menores de 50 años. Dado que se vuelve más frecuente a medida que avanzamos en edad, puede estar relacionada con el proceso de envejecimiento.

La polimialgia reumática suele desaparecer al cabo de 1 año, pero puede durar varios años. Los síntomas se pueden controlar rápidamente con el uso de corticosteroides. El médico determinará con cuidado cuándo reducir o interrumpir de forma gradual la dosis de corticosteroides con base en los exámenes y síntomas del paciente. En ocasiones los síntomas reaparecen después de suspender los corticosteroides. Entonces es preciso volver a comenzar el tratamiento.

Es importante seguir con cuidado las instrucciones del médico siempre que se toma un corticosteroide, teniendo en mente que pueden surgir complicaciones cuando se suspenden bruscamente. Así mismo, es mejor mantener al médico informado sobre cómo lo afectan los corticosteroides durante todo el curso del tratamiento.

¿Qué es la arteritis de células gigantes?

La arteritis de células gigantes causa inflamación de las arterias del cuero cabelludo, el cuello y los brazos. “Inflamación” significa enrojecimiento o calor, hinchazón y dolor. Las arterias más afectadas son las de las sienes, en cualquier lado de la cabeza.

Estas arterias se estrechan, y por esta razón no pasa suficiente sangre por ellas. Es importante comenzar el tratamiento lo más pronto posible porque, de lo contrario, las arterias pueden sufrir daños permanentes. También existe el riesgo de quedarse ciego o sufrir un accidente cerebrovascular.

Los primeros síntomas de la arteritis de células gigantes se sienten como los de un resfriado. Incluyen fatiga, pérdida del apetito y fiebre. Otros síntomas pueden ser dolor de cabeza, dolor y sensibilidad sobre las sienes, visión doble y pérdida de visión. También puede haber mareo o problemas de coordinación y de equilibrio. Puede sentir dolor en la mandíbula y la lengua, sobre todo al comer. Abrir bastante la boca puede ser doloroso. En unos pocos casos pueden aparecer úlceras en el cuero cabelludo.

¿Cuál es la relación entre estos dos trastornos?

La polimialgia reumática y la arteritis de células gigantes a menudo se presentan juntas. Los investigadores no están muy seguros de la causa, pero cuando se diagnostica una enfermedad, el médico también debe buscar los síntomas de la otra. La detección precoz y el tratamiento adecuado pueden prevenir complicaciones graves. Usted debe conocer los síntomas y vigilar su aparición. Asegúrese de dárselos a conocer a su médico cuanto antes.

¿Corre usted riesgo?

Los dos trastornos afectan principalmente a las personas mayores de 50 años. Las mujeres de raza blanca y mayores de 50 años de edad corren un riesgo más alto, pero los hombres que sufren de arteritis de células gigantes tienen más probabilidad de quedarse ciegos. La probabilidad de sufrir estas enfermedades está en su punto máximo entre los 70 y 80 años de edad.

¿Cómo se hace el diagnóstico de estos trastornos?

No hay un examen único para definir si la persona tiene polimialgia reumática. El médico suele basar el diagnóstico en:

  • Antecedentes médicos
  • Síntomas
  • Examen físico
  • Exámenes de sangre.

Para definir si una persona tiene arteritis de células gigantes, el médico verá si la arteria de la sien está inflamada, revisando si el pulso de la arteria es reducido. Si el médico sospecha una arteritis de células gigantes, puede pedir una biopsia. Se obtiene una pequeña parte de la arteria y se observa bajo el microscopio.

¿Qué tratamientos hay disponibles?

Los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), como la aspirina y el ibuprofeno, se pueden usar para tratar la polimialgia reumática, pero en la mayoría de los pacientes, los AINE solos no son suficientes. El mejor tratamiento para los dos trastornos es el uso de corticosteroides, por lo general de prednisona.

Dado que la arteritis de células gigantes trae un riesgo de ceguera, la prednisona se puede iniciar cuanto antes, quizá incluso antes de confirmar el diagnóstico con una biopsia. Cuando los exámenes de sangre vuelven a la normalidad, el riesgo de ceguera es mucho menor. Entonces, el médico puede reducir gradualmente el medicamento.

Los síntomas de ambos trastornos suelen desaparecer rápidamente con el tratamiento. Sin embargo, a medida que el médico reduce las concentraciones del medicamento, los síntomas pueden reaparecer. El médico ajustará la dosis para controlar los síntomas. Después de un tiempo, los síntomas por lo general desaparecen por completo y el médico puede suspender la prednisona del todo.

¿Cuáles son algunos puntos destacables de la investigación que se está llevando a cabo sobre estos dos trastornos?

Los científicos están tratando de:

  • Entender la causa de estos dos problemas. Están investigando el papel de los genes, el sistema inmunitario y el medio ambiente.
  • Entender por qué algunas personas que sufren estas enfermedades tienen problemas como el dolor en la mandíbula o la ceguera y otras no.
  • Encontrar nuevos tratamientos.

Para más información acerca de la polimialgia reumática, la arteritis de células gigantes y otras enfermedades relacionadas, comuníquese con el:

Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

1 AMS Circle
Bethesda,  MD 20892-3675
Teléfono: 301-495-4484
Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
TTY: 301-565-2966
Fax: 301-718-6366
Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

Para su información

En esta publicación puede encontrar información sobre medicamentos que se usan para tratar la enfermedad aquí mencionada. Hemos brindado la información más actualizada disponible al momento de la impresión. Es posible que desde entonces haya surgido más información sobre estos medicamentos.

-->
Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU.

Llame gratis: 888–INFO–FDA (888–463–6332)
Sitio Web: http://www.fda.gov

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.