Información relacionada

Rosácea

Revisado en septiembre de 2009

¿Qué es la rosácea?
Esenciales: hojas informativas de fácil lectura

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta la piel y a veces los ojos. Los síntomas incluyen enrojecimiento, granos o espinillas y en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel. En la mayoría de los casos la rosácea sólo afecta la cara.

¿Quién padece de rosácea?

Cerca de 14 millones de personas en los EE.UU. tienen rosácea. Esta enfermedad es más común entre:

  • Mujeres (sobre todo durante la menopausia)
  • Personas de piel blanca
  • Adultos entre los 30 y 60 años.

¿Cuáles son los síntomas de la rosácea?

La rosácea tiene muchos síntomas, incluyendo los siguientes:

  • Enrojecimiento frecuente de la cara (sonrojarse). La mayoría del enrojecimiento se encuentra en el centro de la cara (la frente, la nariz, las mejillas, y la barbilla). También se puede tener ardor y una leve hinchazón.
  • Líneas rojas delgadas debajo de la piel. Estas líneas aparecen cuando los vasos sanguíneos que están bajo la piel se agrandan. Esta área de la piel puede estar algo hinchada, tibia y enrojecida.
  • Enrojecimiento constante que aparece junto con granos en la piel. A veces, estos granos pueden tener pus (pústulas). Los granos duros en la piel pueden volverse dolorosos más tarde.
  • Ojos y párpados inflamados.
  • Nariz hinchada. Algunas personas (mayormente los hombres) tienen la nariz roja, más grande y con chichones.
  • Piel engrosada. La piel de la frente, la barbilla, las mejillas y otras áreas se puede poner más dura debido a la rosácea.

¿Cómo se afectan los ojos?

Cerca de la mitad de las personas que padecen de rosácea desarrollan problemas con los ojos. Los ojos pueden estar enrojecidos, resecos, con picor, ardor, exceso de lágrimas y con la sensación de tener arena en los ojos. Los párpados pueden inflamarse e hincharse. Además, los ojos pueden volverse sensibles a la luz, y la persona puede tener la visión nublada o borrosa o con algún otro problema.

¿Qué causa la rosácea?

Los médicos no conocen la causa exacta de la rosácea. Algunos médicos piensan que la rosácea ocurre cuando los vasos sanguíneos se expanden con demasiada facilidad, causando el sonrojo. Las personas que se ruborizan a menudo pueden estar más propensas a tener rosácea. También se cree que la predisposición a tener esta enfermedad es hereditaria.

Aunque no se han investigado con profundidad, algunas personas dicen que algunos de estos factores pueden empeorar la rosácea:

  • Calor (incluyendo los baños de agua caliente)
  • Ejercicio intenso
  • Luz solar
  • Viento
  • Temperaturas muy frías
  • Comidas y bebidas calientes o picantes
  • Alcohol
  • Menopausia
  • Estrés (tensión)
  • Uso de esteroides en la cara por mucho tiempo.

Las personas que tienen rosácea y granos pueden creer que los granos son causados por bacterias, pero nadie ha encontrado un vínculo directo entre la rosácea y las bacterias.

¿Puede curarse la rosácea?

No existe una cura para la rosácea, pero se puede tratar y controlar. Con el tiempo, la piel puede lucir mejor. Un dermatólogo (el médico que se especializa en las enfermedades de la piel) frecuentemente atiende a los pacientes con rosácea. Existen varios tratamientos para la rosácea.

Para la piel:

  • A veces se pueden aplicar antibióticos directamente sobre la piel. En otros casos se pueden usar antibióticos vía oral (por la boca). Los chichones de la piel se pueden mejorar rápidamente, pero el enrojecimiento y el sonrojo tienen menos probabilidad de mejorar.
  • Las pequeñas líneas rojas se pueden tratar con electrocirugía y con cirugía de láser. Para algunas personas la cirugía láser mejora la piel sin causar demasiadas cicatrices o daño.
  • A los pacientes con la nariz hinchada y con chichones se les puede remover parte del tejido extra de la piel para hacerla más pequeña. Generalmente los pacientes perciben que este proceso les ayuda con su apariencia.
  • Algunas personas encuentran que el maquillaje de un teñido verde ayuda a ocultar el enrojecimiento de la piel.

Para los ojos:

  • La mayoría de los problemas de los ojos se tratan con antibióticos por vía oral.
  • Las personas que tienen infecciones en los párpados tienen que lavárselos a menudo. El médico le puede indicar que se frote los párpados con cuidado usando un champú para niños diluido con agua o con un limpiador de párpados que se puede comprar sin receta. Después de frotarse, debe aplicarse una compresa tibia (pero no caliente) varias veces al día.
  • De ser necesario, el médico le puede recetar gotas con esteroides para los ojos.

¿Qué pueden hacer las personas con rosácea para ayudarse a sí mismos?

Usted juega un papel importante en el cuidado de su rosácea. Estos son algunos consejos que puede seguir:

  • Mantenga un diario de los brotes. Esto puede ayudarle a entender lo que le afecta la piel.
  • Use diariamente un bloqueador de sol que le proteja contra los rayos UVA y UVB. Asegúrese de que tenga un factor de protección solar (SPF) de 15 o más.
  • Use una crema hidratante suave si esto le ayuda. No use productos que le irriten la cara.
  • Si tiene problemas con los ojos, siga el régimen de tratamiento que su médico le ordenó y lávese los párpados como le indicaron.
  • Hable con un médico si se siente triste o presenta otras señales de depresión. Algunas personas con rosácea se sienten mal debido a la apariencia de la piel.

¿Qué investigaciones se están haciendo para ayudar a las personas con rosácea?

Las investigaciones que se están haciendo incluyen:

  • Cómo evitar la resequedad de los ojos y ayudar con otros problemas de la vista asociados con la rosácea
  • Qué medicamentos pueden ayudar en el tratamiento de la rosácea
  • Maneras en que el sistema inmunitario está involucrado en la rosácea
  • Cómo reducir las cicatrices en la nariz después que se elimina el exceso de piel.

Para más información acerca de la rosácea y otras enfermedades relacionadas, comuníquese con el:

Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

1 AMS Circle
Bethesda,  MD 20892-3675
Teléfono: 301-495-4484
Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
TTY: 301-565-2966
Fax: 301-718-6366
Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.