Iniciativa de Alcance Multicultural del NIAMS

Observación de temas de salud

Septiembre

En septiembre comienza el Mes Nacional de la Herencia Hispana

¿Qué tiene que ver mi herencia con mi salud?

Ser hispano significa que disfrutamos de una cultura rica y un lenguaje común formado por la historia y las experiencias personales de varias generaciones. Pero ser hispano también significa que se puede tener un mayor riesgo de ciertas afecciones de salud, como el lupus o la osteoporosis. Tómese el tiempo de aprender lo que usted puede hacer para controlar estas y otras afecciones. Al celebrar la familia y la cultura, ¿qué puede ser mejor que cuidar la salud?

¿Cómo puedo mejorar mi salud?

Tener un mayor riesgo de ciertas afecciones de salud no significa que usted no puede tomar pasos para mejorar su salud y reducir los riesgos al mínimo. Incluso puede animar a sus familiares, amigos y otras personas de su comunidad a hacer lo mismo.

  • Mejore su dieta. Los hispanos a menudo disfrutan de una dieta rica en legumbres, cereales integrales, verduras, hierbas y frutas. Sólo evite las grasas adicionales que se encuentran en los aceites para freír, las cremas, quesos y pasteles.
  • Trate de ir al médico al menos una vez al año. Si usted cuida de sus familiares, también ayúdeles a programar sus citas médicas. La supervisión de su salud es una gran manera de mantener el control.
  • Si usted o un ser querido necesita encontrar un centro de salud gratuito o de bajo costo en su área, el gobierno federal puede ayudar. Encuentre un centro de salud gratuito o de bajo costo. (Disponible sólo en inglés)

¿Dónde puedo encontrar más información?

Puede encontrar más información sobre el manejo y la mejora de su salud, haciendo un clic o descargando estas publicaciones de lectura fácil del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés):

Para hacer un pedido gratis de publicaciones de estos y otros temas, visite https://catalog.niams.nih.gov/subject.cfm?SearchType=Spanish o llame gratis al 877-226-4267 (TTY: 301-565-2966). Muchas de estas publicaciones también están disponibles en inglés, chino, coreano y vietnamita.

Vea más información sobre la salud de los hispanos (Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. de los Institutos Nacionales de la Salud).
Vea más información sobre el de Mes de la Herencia Hispana (Biblioteca del Congreso, disponible sólo en inglés).

Septiembre es el Mes del Envejecimiento Saludable

¿Qué son algunas cosas que me pueden afectar al envejecer?

Dolor de espalda

El dolor de espalda es más común a medida que se envejece. Puede variar desde un dolor leve y constante a un dolor repentino y fuerte que hace difícil moverse. Las lesiones por accidentes o caídas, los problemas mecánicos con la espalda (como discos rotos o espasmos), y algunas enfermedades como la artritis o la estenosis espinal pueden causar dolor de espalda. El dolor fuerte, el tipo más común de dolor de espalda, comienza de pronto y dura menos de 6 semanas. El dolor crónico dura más de 3 meses y es mucho menos común que el dolor fuerte.

Dolor en las articulaciones

Con frecuencia, el dolor en las articulaciones es una señal de artritis. La osteoartritis, la forma más común de artritis, a menudo afecta a las personas mayores. En la osteoartritis, se desgasta la capa superficial del cartílago protector en el extremo de los huesos, lo que hace que los huesos se rocen entre sí. Esto causa dolor, inflamación y rigidez en las articulaciones. La actividad física, el control de peso y los medicamentos pueden reducir estos síntomas. Si continúan, el médico puede recomendar una cirugía de reemplazo articular. Esta cirugía consiste en cambiar la articulación dañada por una artificial. Las caderas y las rodillas son las articulaciones que se reemplazan con más frecuencia, pero también se pueden reemplazar otras articulaciones como los hombros, dedos, tobillos y codos.

Caídas y fracturas

Las caídas son graves a cualquier edad, pero es más probable romperse un hueso después de una caída a medida que se envejece. En las personas mayores de 65 años en los Estados Unidos, las lesiones relacionadas con las caídas son la principal causa de muerte accidental. Los cambios en la visión y ciertos medicamentos aumentan el riesgo de las caídas. A medida que se envejece, también se pierde la densidad de los huesos. Algunas personas tienen los huesos tan frágiles que se rompen al tener un mínimo desgarro. Lo bueno es que nunca es demasiado tarde para tomar medidas para mejorar la salud de los huesos y prevenir caídas.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi salud?

Para mantenerse saludable a medida que envejece, usted puede:

  • Mantener un peso saludable. El exceso de peso puede hacer que le duelan las articulaciones, caderas y la espalda.
  • Hacer ejercicio con frecuencia y utilizar las técnicas adecuadas para ayudar a mantener los músculos fuertes y quitarle tensión a sus articulaciones.
  • Practicar ejercicios de equilibrio todos los días.
  • Comer una dieta saludable y consumir las cantidades recomendadas de calcio y vitamina D todos los días.
  • Reducir el riesgo de caerse manteniendo los pisos libres de obstáculos y usando zapatos con soporte y suela de goma para evitar resbalarse.

¿Dónde puedo encontrar más información?

Puede leer más información acerca de los problemas de las articulaciones y los huesos y cómo prevenir las caídas en las siguientes publicaciones del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés):

Para hacer un pedido gratis de publicaciones de estos y otros temas, visite https://catalog.niams.nih.gov/subject.cfm?SearchType=Spanish o llame gratis al 877-226-4267 (TTY: 301-565-2966). Muchas de estas publicaciones también están disponibles en inglés, chino, coreano y vietnamita.