Artritis

Revisado en junio de 2009

¿Qué es la artritis juvenil?
Esenciales: hojas informativas de fácil lectura

Los niños pueden padecer de artritis al igual que los adultos. Sin embargo, la Artritis juvenil es el término que se usa para describir la artritis que se manifiesta en los niños.

La artritis es causada por la inflamación de las articulaciones, lo cual ocasiona dolor, inflamación, rigidez y puede causar pérdida de movimiento.

¿A quién le puede dar artritis juvenil?

La artritis juvenil afecta a los niños de todas las edades y orígenes étnicos. Cerca de 294.000 niños en los Estados Unidos menores de 18 años de edad tienen artritis u otros padecimientos reumáticos.

¿Qué causa la artritis juvenil?

La causa precisa de la artritis juvenil se desconoce, aunque se piensa que es un trastorno autoinmunitario. Como regla general el sistema inmunológico ayuda a combatir las bacterias, los virus y otros agentes dañinos. Sin embargo, en los trastornos autoinmunitarios, el sistema inmunológico ataca algunas de las células, tejidos u órganos sanos de nuestro organismo. Los científicos no saben por qué sucede esto o qué causa la enfermedad. Algunos piensan que la enfermedad puede estar relacionada con dos causas: por un lado que sea hereditario, lo cual hace que el niño sea más propenso a la artritis y, por otro lado, que algún virus sea la causa que desencadena la artritis. Sin embargo, no hay estudios que demuestren alguna causa específica.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis juvenil?

Los síntomas más frecuentes de la artritis juvenil son hinchazón, dolor y rigidez de la articulación que no desaparecen con el tiempo. Por lo general afecta las rodillas, las manos y los pies y es peor en la mañana o después de la siesta. Otros síntomas incluyen:

  • Cojera en la mañana a causa de rigidez en la rodilla
  • Torpeza excesiva
  • Fiebre alta y sarpullido
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello y de otras partes del cuerpo.

En la mayoría de los casos hay períodos de tiempo durante los cuales los síntomas mejoran o desaparecen (remisión) y períodos durante los cuales los síntomas empeoran (crisis).

La artritis en los niños puede causar inflamación de los ojos y problemas de crecimiento. También puede hacer que los huesos y las articulaciones tengan un crecimiento disparejo.

¿Cómo determinan los médicos si un niño tiene artritis juvenil?

No hay una manera fácil de saber si un niño tiene artritis juvenil. Los médicos suelen sospechar de la artritis cuando el niño tiene dolor o hinchazón constantes en la articulación, así como sarpullidos inexplicables y fiebre acompañada de hinchazón de los ganglios linfáticos o inflamación de otros órganos. Para asegurarse de que se trata de una artritis juvenil los médicos toman en cuenta muchas cosas. Entre éstas se encuentran:

  • Examen físico
  • Síntomas
  • Antecedentes familiares
  • Pruebas de laboratorio
  • Radiografías.

¿Quién trata la artritis juvenil?

El trabajo en equipo es la mejor manera de tratar la artritis juvenil. Lo mejor es que un reumatólogo pediátrico (un médico con entrenamiento en este tipo de enfermedades en los niños) esté a la cabeza del equipo médico. Sin embargo, muchos pediatras y reumatólogos de “adultos” también tratan a los niños con artritis.

Otros integrantes del equipo pueden ser:

  • Fisioterapeutas
  • Ergoterapeutas (profesional en terapia ocupacional)
  • Consejeros o psicólogos
  • Oftalmólogos
  • Dentistas y ortodoncistas
  • Ortopedistas
  • Dietistas
  • Farmacéuticos
  • Trabajadores sociales
  • Enfermeros de reumatología
  • Enfermeros escolares.

¿Cómo se trata la artritis juvenil?

El principal objetivo del tratamiento es que el niño pueda mantener su actividad física, que pueda participar en actividades sociales y que tenga una buena calidad de vida. Algunos de los tratamientos incluyen aquellos que ayudan a reducir la inflamación, mantener la capacidad de movimiento de la articulación y aliviar el dolor. También intentarán prevenir, identificar y tratar los problemas que surjan como consecuencia de la artritis. Es importante saber que la mayoría de los niños con artritis necesita una combinación de tratamientos, algunos de los cuales incluyen medicamentos y otros no.

¿Cómo se puede mejorar la calidad de vida del niño que tiene artritis juvenil?

La artritis juvenil en el niño afecta a toda la familia, ya que la enfermedad puede afectar la capacidad del niño para participar en actividades sociales y extracurriculares, y puede hacer que el trabajo escolar se le dificulte más. Los integrantes de la familia pueden ayudar al niño tanto física como emocionalmente con las siguientes medidas:

  • Buscar la mejor atención médica posible
  • Aprender lo más que puedan sobre la enfermedad del niño y su tratamiento
  • Asegurarse de que el niño cumpla con el tratamiento
  • Asistir a un grupo de apoyo
  • Tratar al niño con la mayor normalidad posible
  • Alentar al niño a que haga ejercicio y fisioterapia
  • Trabajar en estrecha colaboración con la escuela del niño
  • Hablar con el niño
  • Seguir las indicaciones de los terapeutas y trabajadores sociales.

¿Tienen que limitar sus actividades los niños afectados por la artritis juvenil?

Algunas veces el dolor les impone límites a los niños con artritis. Sin embargo, el ejercicio es clave para reducir los síntomas de la artritis y mantener la función y la amplitud de movimiento de las articulaciones. Pídale al personal médico que lo atiende que le recomiende ejercicios adecuados para su hijo. La mayoría de los niños con artritis pueden desempeñar actividades físicas y algunos deportes cuando los síntomas están bajo control. La natación es un ejercicio de bajo impacto y, como tal, una buena actividad física ya que se utilizan muchas articulaciones y músculos del cuerpo sin causar dolor.

Durante las crisis de la enfermedad el médico puede aconsejar que el niño limite ciertas actividades. Esto dependerá de las articulaciones afectadas. Una vez pasada la crisis, el niño podrá volver a sus actividades normales.

¿Qué estudios se están llevando a cabo sobre la artritis juvenil?

Los científicos están buscando las posibles causas de la artritis juvenil. Están estudiando factores genéticos y ambientales que piensan que podrían guardar relación con la enfermedad. También están intentando mejorar los tratamientos actuales y encontrar nuevos medicamentos que den mejores resultados con menos efectos secundarios.

Las investigaciones financiadas por los Institutos Nacionales de la Salud incluyen estudios sobre:

  • Prevención de problemas de sueño en niños con artritis
  • Prevención de la anemia en niños con enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis
  • Si los suplementos diarios de calcio ayudan a aumentar la densidad mineral ósea en los niños con artritis
  • El impacto del dolor crónico y recurrente en los niños
  • Formas de limitar el impacto del dolor en el funcionamiento del niño
  • El papel de una proteína inflamatoria llamada interleucina 15 (IL-15) en la artritis.

¿Dónde pueden las personas encontrar más información acerca de la artritis juvenil?

Para más información acerca de la artritis juvenil y otras enfermedades relacionadas, comuníquese con el:

Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

1 AMS Circle
Bethesda,  MD 20892-0001
Teléfono: 301-495-4484
Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
TTY: 301-565-2966
Fax: 301-718-6366
Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

Para su información

En esta publicación hay información sobre medicamentos que se usan para tratar la artritis juvenil. Hemos brindado la información más actualizada disponible al momento de la impresión. Es posible que desde entonces haya surgido más información sobre estos medicamentos.

Para obtener la información más actualizada o para hacer preguntas sobre cualquiera de los medicamentos que está tomando, llame gratis a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos al

Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU.

Llame gratis: 888–INFO–FDA (888–463–6332)
Sitio Web: http://www.fda.gov

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.